Noticias

 

Una de las principales actividades hasta el momento del Dem-3DTV como Living Lab, ha sido el diseño y realización de pruebas de calidad subjetiva y de calidad de experiencia (QoE) de vídeo 2D y 3D para organismos de estandarización, como MPEG, y consorcios de empresas dentro de proyectos europeos.

 

Pruebas de calidad subjetiva del nuevo estándar 3DVC de codificación de vídeo tridimensional

Muchos aspectos de la tecnología de vídeo 3D siguen siendo foco de importantes trabajos de investigación con el fin de proporcionar a los espectadores contenidos de alta calidad que mejoren significativamente su experiencia visual con respecto al vídeo tradicional. MPEG lideró el desarrollo del estándar de codificación de vídeo 3D, denominado 3D Video Coding (3DVC). Este estándar se enocntraba en pleno desarrollo tras haber sido evaluados los primeros algoritmos de codificación propuestos por la comunidad científica. El Dem-3DTV fue uno de los 13 ITL (Independent Testing Laboratory) de todo el mundo que MPEG seleccionó para realizar las pruebas de calidad subjetiva de las distintas propuestas de formatos de vídeo 3D y su tecnología de compresión asociada. El Dem-3DTV fue especialmente acondicionado según estándares internacionales, evaluándose los algoritmos de codificación en los monitores seleccionados por MPEG (estereoscópico y autoestereoscópico). El grupo de observadores tuvo que evaluar, además de la calidad de las secuencias, otros aspectos como la sensación de malestar que en ocasiones produce la visualización de vídeo 3D.

 

 

Proyecto JEDI: “Just Explore Dimensions: End to End High Definition 3DTV for Consumer”

El objetivo principal del proyecto JEDI era el estudio y desarrollo de una televisión tridimensional (3DTV) extremo a extremo para el consumidor. En concreto, se desarrolló una cadena extremo a extremo de señal de TV 3D estereoscópica con calidad de alta gama basada en el uso de codificación multivista y usando redes de difusión por satélite y redes IP. Dentro del proyecto JEDI, el Dem-3DTV llevó a cabo un conjunto de pruebas subjetivas de vídeo 3D, donde se analizó la experiencia global del usuario frente a la 3DTV. En esta ocasión, se optó por alejarse de los entornos clásicos definidos por la UIT para el acondicionamiento de laboratorios de pruebas subjetivas, en los que se busca minimizar los elementos que distraigan al observador: los objetos que le rodean, la posición de visualización, la distancia a la pantalla, la iluminación del entorno, etc., que distan mucho del ambiente doméstico al que se generalmente se dirige la 3DTV. Por tal motivo, se acondicionó un espacio para recrear un salón doméstico en el que realizar las pruebas.